La identidad corporativa es el conjunto de elementos gráfico-visuales que conforman la imagen de una empresa y que transmiten un mismo y único mensaje. Es éste un conjunto necesariamente y deliberadamente homogéneo dado que la homogeneidad en los diseños es lo que permite un mensaje constante y único. La importancia de una identidad corporativa sólida es crucial para el buen desarrollo de una compañía, y en este sentido el sitio Web juega un rol protagónico. Muchos son los elementos de diseño que conforman esta presentación empresarial: el Logo, el brochure, las tarjetas personales, los catálogos, etc. Pero esta multiplicidad no debe entenderse como un conjunto de importancia uniforme: el Logo corporativo es el elemento fundamental y fundacional de la identidad corporativa y su importancia es muy superior a la de, por ejemplo, los catálogos o las tarjetas personales. El sitio Web no es tan importante como el Logo pero, seguramente, sea el que le siga en importancia. Es por eso que la Web de una firma debe respetar rigurosamente los parámetros establecidos por los demás elementos que conforman la identidad de la empresa.

El diseño Web tiene, no obstante, particularidades que no pueden ser suprimidas. El suprimir estas particularidades coartan el correcto desarrollo del diseño porque es de ellas que se hace para crear sus objetos propios: el diseño Web sin sus particularidades no es diseño Web. No se puede pretender que el diseño Web se limite a la utilización de recursos del diseño gráfico: si lo hiciera, el resultado sería desastroso. Es por eso que hay que lograr un correcto equilibrio entre el respeto a los parámetros y la libertad de acción. Pero debemos recordar que como suprimir es malo, excederse también lo es. Como hemos dicho, no todos los componentes de la identidad corporativa tienen la misma importancia. Errar en el diseño de un catálogo no es lo mismo que hacerlo en el de un sitio Web. La falla, el error, el defasaje o la falta de coherencia en una página Web corporativa pueden producir dos tipos de perjuicio. El primer perjuicio posible es el de considerar que el sitio no corresponde a la empresa o sentirse a disgusto con él y por eso no visitarlo. El segundo perjuicio posible es que como el cliente sabe que el sitio Web es un componente importante de la imagen de la compañía se confunda porque recibe dos mensajes diferentes: el de los demás elementos y el del diseño Web. De esta manera, el receptor puede confundirse a tal punto que el mensaje que usted se esforzó por forjar en los demás diseños sea considerado nulo y sea modificado por el mensaje de un diseño Web equivocado.


Los colores, las texturas, las animaciones, las fotos, las imágenes y todo elemento de diseño que intervenga en una página Web debe estar en sintonía con el concepto general de la identidad corporativa. Cuantos más elementos se alejen de estos parámetros, más difícil será lograr un diseño Web coherente y que propulse la imagen de su firma. El sitio Web, en su lugar de gran importancia y con todas sus particularices, debe ser cuidadosamente diseñado para que adquiera una identidad propia que se identifique con la imagen de la compañía a la que representa. Y esto es aún más así cuando pensamos, como hemos dicho en otra sección, que la página de una compañía es su oficina virtual de atención al cliente, el punto de interacción de la empresa con los potenciales clientes y los clientes y un extraordinario punto neurálgico de publicidad y promoción de productos o servicios.

Visita nuestras páginas amigas

business website design

Company website design

website design

corporate Web design

Web design


Diseño Web | Diseño Web Marketing | Beneficios del Diseño Web | Tipografía Diseño Web | Color Diseño Web | Identidad Corporativa | Posicionamiento en Buscadores | Programador Web | Vinculos

Diseño Web por Log Technology