La tipografía (el tipo de letra) debe ser pensada desde dos perspectivas comunicativas y desde un ángulo más técnico también. En lo que ha su capacidad de comunicación respecta, podemos mencionar las dos caras de la tipografía. El tipo de letra que usted elija para su sitio repercutirá en el receptor de dos maneras: transmitiendo un mensaje verbal y transmitiendo un mensaje no verbal. Y viendo la tipografía desde un ángulo más técnico, hablaremos más adelante sobre la conveniencia de usar tipografía serif o sans serif, comentaremos qué son estas denominaciones y la diferencia con el material impreso.

El mensaje verbal de la tipografía: este es el punto más a mano y más fácil de reconocer. El mensaje verbal corresponde a la información transmitida a través de la tipografía como palabras y sonidos pertenecientes a un idioma y que tienen un significado relativamente estable. Es decir, el mensaje verbal es lo que las letras combinadas formando palabras dicen, es lo que está escrito. En este caso la tipografía es el soporte del material verbal, lo que le da existencia material, el medio por el cual se trasmite la información.


El mensaje no verbal es algo más complejo. Como hemos dicho, el tipo de letra que usted elige no interfiere mucho en una comunicación verbal ya que. dejando de lado las minucias, una “a” es una “a” con cualquier tipo de letra. Sin embargo, la tipografía representa un valor agregado a la palabra, algo que funciona connotando; es decir, transmitiendo un mensaje que no es directo ni unívoco. Si bien es cierto que una “a” es una “a” con cualquier tipo de letra, no es lo mismo leer la palabra “quirúrgico” con una tipografía que con otra, y esto vale para cualquier palabra; no obstante, tomaremos “quirúrgico” para ejemplificar. Supongamos que usted tiene una empresa que vende material para intervenciones quirúrgicas. Imagínese que la tipografía de su sitio sea una tipografía algo cómica o graciosa, como las hay. No es recomendable que un usuario lea “materiales para intervenciones quirúrgicas”, “angioplastia”, etc. en este tipo de letra, mucho mejor sería que la tipografía que se utilice sea seria y acorde a lo que se está escribiendo. El valor del mensaje connotativo de la tipografía es mucho más importante de lo que muchas veces se piensa: una mala tipografía puede llegar a arruinar un producto.

Desde una perspectiva técnica hablaremos de la conveniencia de usar una tipografía serif o sans serif. La tipografía serif es la que utiliza serifias para cortar y terminar las letras. Las serifas son palitos que cortan las letras y forman algo así como una base que las sostiene. Ejemplos de este tipo de tipografía es la famosa Times New Roman. La tipografía sans serif o sin serif es la que carece de estas serifas. Un ejemplo muy conocido es la Arial. En los medios gráficos como libros, diarios, revistas, etc. se suele utilizar tipografía serif para escribir textos extensos. Esto se hace porque las serifas ayudan al lector a seguir la lectura, capturan más la atención y cansan menos la vista. Sin embargo, como usted podrá observar, las páginas Web rara vez utilizan tipografía serif para los textos extensos. Esto sucede porque los monitores no alcanzan la resolución de las impresoras y la tipografía serif resulta difícil de leer. En los monitores las serifas no logran estar bien definidas y eso provoca que las letras se vean algo borrosas, dificultando gravemente la lectura.

Visita nuestras páginas amigas

Company website design

Web design

web design 101

Web design company

Web site design


Diseño Web | Diseño Web Marketing | Beneficios del Diseño Web | Tipografía Diseño Web | Color Diseño Web | Identidad Corporativa | Posicionamiento en Buscadores | Programador Web | Vinculos

Diseño Web por Log Technology